El limes del Danubio, Patrimonio mundial de la UNESCO

 

El limes del Danubio -es decir, las fortificaciones construidas a lo largo del curso del Danubio en Baviera, Austria y Eslovaquia- es la tercera sección del gran proyecto Frontiers of the Roman Empire (Fronteras del Imperio Romano), junto con los Muros de Adriano y Antonino en Gran Bretaña y el «limes de Germania Superior y de Recia» en Alemania.

sigue leyendo

El Imperio Romano ha sido uno de los imperios más importantes de la historia universal y alcanzó su máxima extensión bajo el mandato del emperador Trajano, a principios del siglo II después de Cristo. Incluye una superficie de más de 6,2 millones de km² y sus más de 7500 km de frontera estaban marcados por cursos de ríos, fronteras terrestres con barreras construidas artificialmente, cordilleras y zonas desérticas.

Incluido dentro de un proyecto llamado Frontiers of the Roman Empire (Fronteras del Imperio Romano), la totalidad de su trazado queda ahora bajo la protección de la comunidad internacional como Patrimonio mundial de la UNESCO.

El limes marcó durante siglos la frontera entre el Imperio Romano y los territorios bárbaros de Germania que los romanos nunca llegaron a conquistar, e iba desde el Mar del Norte hasta el Mar Negro. El Danubio era la frontera septentrional natural del Imperio Romano en la zona de Baviera, Austria, Eslovaquia, Hungría y más adelante en el propio curso del río. A pesar de la barrera natural que creaba el propio trazado del río, las fronteras además estaban muy protegidas militarmente para asegurar los límites del Imperio, pero también para garantizar la regulación del intercambio de bienes.

La seguridad de la sección austriaca del limes del Danubio, con una longitud de 360 kilómetros, estaba garantizada por 4 campamentos de legionarios, 14 campamentos de tropas auxiliares y 20 torres de vigilancia (burgi) conocidas hasta el momento. Sin embargo, el número real de torres de vigilancia era seguramente mucho mayor. Los campamentos de legionarios más famosos en la sección austriaca eran Lauriacum (Enns), Vindobona (Viena) y Carnuntum. En el caso de que las tropas germánicas llegasen a cruzar la frontera de forma incontrolada, una cadena ininterrumpida de señales entre las torres de vigilancia y los campamentos permitía al ejército romano reaccionar con suma rapidez.

My Visit

0 Entries Entry

Suggested visit time:

Send List